Nuestra solidaridad con el diputado Amílcar Pop y el Movimiento Político Winaq

A raíz del fracasado intento del crimen organizado por prorrogar el Estado de Sitio en seis departamentos y establecerlo en uno más, el diputado Amílcar Pop está siendo blanco de ataques furibundos por parte del diputado oficialista Estuardo Galdámez que han secundado ignotos o ignotas con mensajes amenazantes a su teléfono móvil.

En la sesión extraordinaria del 7 de septiembre, convocada por Álvaro Arzú Escobar y su junta directiva parlamentaria para ratificar el Estado de Sitio acordado por Jimmy Morales, Pop se opuso abiertamente a la maniobra con argumentos irrebatibles que hoy, al quedar sin vigencia la disposición, le dan absoluta razón al represente del Movimiento Político Winaq.

En aquella ocasión, Amílcar Pop condenó, por infames, las declaraciones de varios congresistas que pidieron “aplastar a las comunidades” mediante el uso de la fuerza militar al amparo del Estado de Sitio y anticipó que la medida gubernamental sería un fracaso, como ha quedado demostrado después de un mes en que ni siquiera la muerte de tres soldados, a quienes se usó como excusa para suspender los derechos de la población, ha sido esclarecida.

Como la mayoría de actos del actual gobierno, el Estado de Sitio fue usado nada más como negocio y quién sabe si no para implantar grupos armados en regiones donde se les pueda adiestrar militarmente para ulteriores acciones contra grupos comunitarios que defienden territorios del voraz saqueo de recursos y de la contaminación ambiental que provocan, entre otras, las industrias mineras, petroleras y de aceite de palma.

Como ciudadano, pero también como simpatizante del Movimiento Político Winaq, expreso mi solidaridad para con el diputado Amílcar Pop, con el Comité Ejecutivo, órganos de dirección, bases sociales y la bancada electa de la organización política, exhortándoles a mantenerse alertas y a implementar todos los esfuerzos posibles para articular mecanismos de defensa junto al pueblo de Guatemala para enfrentar el hostigamiento de los grupos criminales del poder real de este país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *